LA NOCHE DE LOS CRISTALES ROTOS: MIRANDO EL PRESENTE

La “Noche de los Cristales Rotos” (Kristallnacht) ocurrió en la noche del 9-10 de noviembre de 1938, en Alemania, cuando hordas nazis atacaron a personas y propiedades judías. El nombre de Kristallnacht se refiere irónicamente a los vidrios rotos que quedaron en las calles después de estos asaltos, violencia que se extendió durante varios días más.

Fueron saqueados unos 7.500 negocios de judíos, asesinadas unos 100 personas y vandalizados hospitales, hogares, instituciones, clubes, sinagogas, escuelas y cementerios judíos. Los atacantes eran a menudo vecinos. Alrededor de 30.000 hombres judíos de entre 16 y 60 años fueron arrestados y se ampliaron los campos de concentración ya existentes.

La Kristallnacht simboliza la ruptura definitiva de la existencia judía en la Alemania nazi.  Después de ella el régimen nazi hizo imposible la supervivencia judía en ese país.

Entonces, ¿existe la posibilidad de que se reiteraran esos aberrantes hechos, hoy, con otras personas, que sean considerados como los judíos de aquellos días y segregados primero, estigmatizados luego, para terminar siendo aniquilados?  ¿Será ese el futuro de los refugiados en Europa, de nuestros hermanos latinoamericanos que vienen a nuestro país o de nuestros propios migrantes internos, de  los “espaldas mojadas” centroamericanos, de los que son expulsados de sus lugares de origen, corridos por la miseria, el hambre? ¿Será ese el pensamiento de los gobernantes de turno: blindar las fronteras, despreciar al “otro”?

El ICUF (Idisher Cultur Farband / Federación de Entidades Culturales Judías de la Argentina) reitera que, al recordar esa primer gran muestra de odio, no puede  ni debe repetirse, y que la Humanidad –sea a escala local como global- debe asimilar críticamente aquella  terrible enseñanza para que nunca mas vuelva a producirse.

El humanismo militante nos convoca. La Kristallnacht es nuestra historia. Es el camino de la violencia. Se empezó con una retórica segregacionista, se prosiguió legislando discriminatoriamente  y se terminó masacrando en las cámaras de gas.

 Aprendamos sus lecciones para evitar un desastre similar en cuanto a concepción pero distinto en cuanto a la forma: la lenta y persistente aterrorización de quienes son diferentes, el miedo permanente y el tener que optar frente a la terrible elección de abandonar su identidad o huir.

Prof. DANIEL SILBER  |  Presidente
Sr. MARCELO HORESTEIN  | Secretario

membrete

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s